SOCIEDAD DE DAMAS

Nuestra visión es ensenar y motivar a las mujeres sabiendo que ellas pueden ser madres, amas de casas, empleadas, esposas, maestras, pastores, profetas, evangelistas, misioneras y mucho más que una mujer puede ser. Nuestro anhelo es llevar a las mujeres a ser como la mujer de Prov. 31, la llamada mujer virtuosa. Cuando se educa una madre se educa una nación y la mejor educación está en la palabra de Dios.

Esto lo haremos a través de ensenándoles las buenas nuevas de Jesucristo, ayudándolas cuando están deprimidas o confundidas, cuando sufren de la falta de amor, aceptación, perdón, esperanza o fe, para que llegan a entender nuestra identidad en Cristo y nuestro destino en ambos en esta vida y en la eternidad. Queremos incentivarlas a seguir el camino de Dios sabiendo que el Señor es nuestra fortaleza y que lleven la luz dondequiera que vayan.

Salmos 68:11 El Señor da la palabra, y una gran hueste de mujeres anuncia la buena nueva:
Que seamos mujeres fuertes y con poder y sabiduría como Débora, que sirvan donde haya necesidad y sepan que hacer.

A todas las mujeres que tienen la oportunidad de ver esta página queremos decir:
"Tú también puedes ser no solamente una hija, sino una sierva de Dios. Levántate con poder y se una mujer con propósito. No te quedes sentada. Deja atrás todo que impide. Determina cumplir la voluntad de Dios en tu vida con decisiones valerosas, piadosas y una actitud llena de Fe."